Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Hace unos cuantos jueves el Teatro de la Ciudad abrió sus puertas en vísperas del día de la Patria, 24 de Mayo, anunciando un espectáculo de música en vivo que prometía una apuesta fuerte. La fecha era una presentación conjunta con dos shows en uno: La presentación de la solista Noe Borges junto al debut del Coro 15 Noches.

Ya se anticipaba que el show empezaría a horario, -cosa no muy usual en una producción local-,  y cuando se cumplieron los 20 minutos de cortesía para que la audiencia ingrese a la sala, la música empezó a hacer su magia y cubrió el espacio con el sonido de 12 músicos en vivo mientras se abría el telón. Ambientado por las luces de la sala, el escenario estaba listo para recibir a Noe Borges, la joven riojana que protagonizó la primera parte del show con una selección de música disco.

Coro 15 ñoches

El repertorio empezó con la fuerza de I Will Survive arreglado con estilo disco, seguido por otros clásicos internacionales de todos los tiempos como Without You, inmortalizado por Mariah Carey,y Sorry Seems to be the Hardest Word entre otros, en los cuales la cantante supo lucirse con su rango vocal y la expresividad de su voz, mientras que los arreglos musicales dirigidos por Emma Strangis ponían al frente el vigoroso sonido de la banda que generó ganas de bailar a todos los presentes.

Los músicos eran más de diez, y componían una imagen escénica imponente que ocupaba todo el sector izquierdo del escenario, mientras que lejos, en la diagonal opuesta, se encontraba el director Strangis con su piano orquestando el ensamble de esta puesta tan arriesgada. La formación de la banda incluía a grandes músicos de oficio en guitarra, bajo, batería, teclados y múltiples vientos, y el resultado fue un respetable colchón sonoro magnificante que por momentos fue “demasiado magnificente”.

La front-lady de esta primera parte merece su párrafo aparte porque pararse frente al escenario del Teatro de la Ciudad SOLA frente a semejantes músicos no es una tarea fácil. Noe Borges tomó el escenario con actitud y pisada firme para llevar la marcha de su momento solista de manera eficiente, incluso con la elevada exigencia impuesta por el osado repertorio elegido para iniciarse como solista riojana. Sobre el repertorio puede abrirse el debate y preguntar “¿por qué en inglés?”, ya que sus errores humanos salieron a flote principalmente por motivos de lengua extranjera.

“Dos shows en uno” leí en alguna publicación de Facebook durante la etapa de difusión del evento, y esto hace referencia al momento que aconteció luego de unos minutos de “relax” tras haberse cerrado el telón. Hasta ahí llegó la sección solista de Noe Borges e hizo su entrada otro elemento imponente: el Coro 15 Noches. Se abrió el telón, las luces se volvieron locas, y desde el público apareció un nuevo solista motivando al público con un clásico de clásicos, “We Will Rock You” de Queen, cantado por la potente voz de Juan “Tavo” Albornoz, un rockero nato que integra el Coro 15 Noches.

El Coro 15 Noches nació como una iniciativa de Emma Strangis para juntar voces y crear un coro de estilo góspel, lo cual tuvo como resultado un ensamble vocal potente integrado por voces jóvenes pero maduras, y créanme que escucharlos por primera vez esa noche hizo que se me ponga la piel de gallina. El repertorio que interpretaron siguió con la impronta de la sección de la joven Borges: compuesto por himnos fácilmente reconocibles del pop rock internacional, y por supuesto, todos en inglés. Las filas de voces iban mutando tema tras tema, a medida que distintos solistas tomaban la posta frontal, todos con un desempeño vocal sobresaliente. Destaco la presentación del tema “From this Moment”, que hizo temblar la sala con un momento intenso y emotivo.

Salí mucho más que contento de la sala porque cada vez más gente riojana apuesta a sumar propuestas innovadoras para ocupar la cartelera de nuestros venues, y en especial algo como este ambicioso show de música en vivo que tuvo de todo. Hacia el final, los músicos tuvieron su momento para lucirse en un segmento instrumental; la iluminación en el escenario acompañó cada canción de manera exquisita; y, aunque la elección de puesta en escena y vestuario no haya sido de lo más brillante, cada interprete jugó su rol con una actitud y cooperación en equipo dignos de imitar, ya que son evidencia de un creciente progreso que está subiendo la vara de las producciones locales cada vez más alta.

El bocado final fueron las palabras de agradecimiento por parte del artífice de todo esto, el maestro Emmanuel Strangis, que agradeció al público con un cálido aplauso por parte de los 27 artistas en escena, y pasando la medianoche del 25 de Mayo, nos invitó a entonar todos juntos las estrofas de nuestro himno nacional, para que todos pudiéramos salir con el pecho inflado de orgullo por tener semejantes valores culturales en nuestro suelo.

Por Germán Gordillo

PH: Fernando Augusto Mercado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail