Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Cuentos que transmiten una impronta, una obra y una musicalidad propia, de uno de los mejores autores latinoamericanos -a quien aún le falta una reivindicación mayor-.  Para Dos Pianos se sostiene en un solo cuerpo y voz –la periodista y narradora oral Paulina Carreño-quien  da vida a personajes e historias de tierra adentro, con un timing preciso –sostenido en la trayectoria de la intérprete- para cada cuento, aunque en algunos momentos –muy breves- esa voz parece a punto de perder el hilo.

Ph. Ismael Fuentes Navarro.

Tras una larga suma de funciones, -en la Biblioteca Mariano Moreno, Sala La Kanoa de Papel y su paso por la última Fiesta Provincial del Teatro- Para Dos Pianos fue parte del Espacio Joven, -en el marco de la Feria del Libro La Rioja 2019-, a sala llena en el espacio INCAA local.

Con una puesta austera pero justa para lo que necesitará la narradora, el escenario nos espera con algunos elementos bien distribuidos y dispuestos entre una mesa, una silla, un banquito y un perchero (Un abrigo, un sombrero, una máquina de escribir y poco más son suficientes para dotar la impronta de los cambios de la voz narrativa).

La música no está todo el tiempo presente, sino en momentos puntuales. Generalmente, se trata de música clásica o de unos violines de fondo, aunque también está la presencia de algún bolero y un vals. Pero hay algo que es omnisciente y es una musicalidad propia del lenguaje que proviene de la escritura de Moyano.

Es la segunda vez que la intérprete elige dar vida a la pluma de este escritor cordobés, pero que adoptó a La Rioja como su lugar en el mundo y en su corazón. En esta ocasión, Paulina hace uso de los cuentos de Daniel, pero también de anécdotas de él junto a su esposa, Irma. Vale decir, ese vínculo también funciona como esqueleto en la narración total de la obra.

Una de las historias más logradas –no solo por la historia en sí, sino por el compromiso que toma Paulina para contar e incluir matices que pueden generar una sonrisa o hacer llegar al borde de las lágrimas-, es sobre un matrimonio que decide dar en adopción a sus nueve hijos (“Cantata para los hijos de Gracimiano”), desprenderse de ellos por un porvenir que ellos consideran no podrán brindarles.

También está presente el camino del escritor que se ve no siempre reconocido en su labor pero que sin embargo avanza por el impulso. Una de las anécdotas que van en esta línea es la referida a cuando él recibe el premio Cervantes y convierte con gracia una carencia –no tenía traje para asistir y era requerido en la invitación- en una historia con tintes de fantasía y ternura.

Ph. Ismael Fuentes Navarro.

El relato final conjuga lo biográfico con cierto surrealismo que le da Daniel a sus palabras, donde cuenta la historia de un piano familiar que terminó su vida destruido por lo que él llama el más terrible de los virus: El silencio.

En algunos momentos, se pierde la voz que está narrando, sin noción o seguridad si es la voz de Moyano, la de Irma, o una voz externa. Pero ese momento es brevísimo porque después uno vuelve a tener en claro el hilo de la historia. Quizás solo sea necesario un ajuste mínimo de tuercas, pero nada que atente contra el todo de la obra. O quizás es un recurso intencional, la unificación de esa voz como una voz única.

Por otra parte, la obra tiene a favor que puede ser receptada tanto por quienes conocen la obra de Moyano –en mayor o menor medida- como por los que no, lo que puede funcionar como una invitación a buscar su lectura a aquellos que la desconocen totalmente.

Puede decirse, que la obra se sostiene en la trayectoria de Paulina y también en contar con una dirección que contiene cada movimiento. La concatenación o selección de los cuentos, anécdotas y relatos cumple con lo que promete la sinopsis de la obra: una “historia de amor, humor y desencuentros”. Pero también con algo más: la posibilidad de continuar las letras de un autor que contó La Rioja como si fuese propia.

FICHA TÉCNICA DE LA OBRA

Obra: “PARA DOS PIANOS”

Autor: Paulina Carreño basada en cuentos de Daniel Moyano.

Grupo: El Pasillo Teatro

Dirección y puesta en escena: Diego Avallone

Género: Narración Oral Teatral

Público al que va dirigido: Público Adulto

Duración: 60 minutos

Interpretación: Paulina Carreño

Musicalización: Hulda Estrabou

Masterización: Aníbal Estrabou

Voz en off: Rubí Garcerón

Gráfica: Jimena Vera Psaró

Prensa y fotografía: Antonella Sánchez Maltese

Técnica: Diego Avallone, Antonella Sánchez Maltese

Síntesis Argumental:

“Para dos pianos – Cuentos de Daniel Moyano”, tiene como eje la historia de amor del escritor con quien fue su compañera de vida. Los artistas trashumantes, las carencias y el sufrimiento de un pueblo, la infancia y el abuelo, el desarraigo y la invitación inesperada del Rey de España, se hilvanan con una historia de amor, un secuestro, la pasión por la música y las palabras. “Para dos pianos…” es en definitiva una historia de amor, humor y desencuentros (o un proceso de creación teatral).

*Esta crítica fue realizada por Ángeles Mendoza Herrera bajo la práctica de la Beca de Estudio y Perfeccionamiento otorgada por el Instituto Nacional del Teatro. Formó parte de la 34° Fiesta Provincial del Teatro La Rioja y del Plan El Teatro va la Escuela realizado en conjunto por el INT Representación La Rioja y la Secretaria de Cultural La Rioja.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail