Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Hace poco más de una semana, se vivió en Córdoba capital el festival GRL PWR y Rioja 3.0 estuvo allí para contarlo.

Con un club Paraguay repleto, las Tranki Punky demostraron que mezclar un acordeón y un violín con instrumentos eléctricos no es algo que solo funciona en el folclore.

Dueñas de un punk con aires de polka, se destacaron como la banda que fue el punto intermedio entre Terror Manija (Banda que abrió el show, que demostró que a pesar de ser su primera presentación en un ante un público cuantioso y en una fecha histórica, estuvieron a la altura de las circunstancias) y las Pussy Riot.

Las rusas, por su parte, presentaron un show absolutamente visual que se destaco más por lo escénico que por lo netamente musical. Generaron una interacción continua con el público y anticiparon lo que se viviría el jueves siguiente en el GRL POWER.

De un año para el otro, el GRL POWER se transformó en una experiencia cultural que en su edición 2019 albergó 4 mil personas y que tuvo puntos a favor en la organización como los sanitarios unisex o que los puestos de hidratación ofrecieran siempre agua fresca. Datos y detalles que no deberían pasar desapercibidos para los productores de grandes y medianos espectáculos.

El jueves 18 fue la prueba de fuego para el GRL PWR que creció en escala de organización y que supo ver la ola para organizar un festival en donde la mayoría de las bandas estuvieran integradas por mujeres. Pero no solo se quedaron ahí, sino que se ocuparon de que quienes trabajaran arriba y abajo del escenario fueran en su mayoría mujeres.

Desde las 16:30 del jueves a las 04:30 del viernes pasaron por los tres escenarios (Verde, Violeta y Sofar) alrededor de 17 bandas, 3 charlas y 4 talleres que ocuparon los diferentes espacios que ofrece Quality. Durante las 12 horas que duró la fecha se respetaron los horarios estipulados para cada banda y actividad (dato que fue muy comentado y valorado por parte del público).

Haciendo hincapié en la parte musical, las bandas que conformaron el line-up superaron ampliamente las expectativas. Lo bueno que tienen estas propuestas es que permiten conocer a bandas que en vivo cautivan mucho más que solo escuchando su material sin otro tipo de complemento, tal fue el caso de Ibiza Pareo, Las Ex, Missil y otras.

Entre las artistas más reconocidas como Miss Bolivia, Marilina Bertoldi y Kumbia Queers y Sara Hebe que demostró una vez más porque es la bruja dueña de la noche.  Su espectáculo ya no solo se caracteriza por los estilos musicales como el rap, hip hop o cumbia, sino que desde hace algún tiempo las visuales empezaron a ser protagonistas dentro de su propuesta, donde además ella en ningún momento pierde conexión con el público y la interacción es continua, instancia que aprovecha para cargar fuerte en lo social.

El gran momento de la noche fue la presentación de Ana Tijoux, quien cumplió con lo justo. Todo lo contrario sucedió con Marilina que desbordó ampliamente las expectativas que se habían generado en torno a su actuación. Con una lista de temas donde tuvieron prioridad sus «grandes éxitos”, hizo rendir el feed back con la gente y término brindando un show a la altura de las grandes estrellas de rock, terminando con un mosh o un stage diving, que en criollo no es otra cosa que lanzarse desde el escenario hacia el público.

En líneas generales fue una fecha para conocer bandas, recorrer una feria, disfrutar de los espacios y porque no, sentirse parte de una transformación. ♦

Texto y fotos: Julieta Herrera

Mirà todas las fotos en este link:
https://www.facebook.com/pg/rioja3puntocero/photos/?tab=album&album_id=2302028606485961

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail