Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ya está listo para entrar a la caja de ‘los leídos’ pero  decido que mejor este va a la categoría de los libros que recomiendo sin pensarlo dos veces. Es que Sacheri tiene eso que pocos entienden,  una escritura simple pero altamente emotiva. Le bastan dos cuentos, un arco, una cancha y con eso da vuelta todo. Es de esos autores que me gusta como escribe y como lee (porque lo escucho en una columna que tiene en Perros de la Calle).

‘Esperándolo a Tito’ es su primer libro, lo componen 14 cuentos, diría más bien cortos que son los primeros que se animó a publicar después de que Alejandro Apo leyera algunos en su programa de radio, llamado ‘Todo con afecto’.
Acá todavía no es el autor del Secreto de sus ojos, pero si el de una precuela de Papeles en el viento que se titula, “La Promesa”;  el de ” De Chilena”, “Jugar con una tango es algo mucho más difícil de lo que a primera vista se podría suponer”. “Independiente mi viejo y yo” o de “Ángel Cabeceador”, entre muchos otros más.

Y no es que yo sea de Independiente ni sepa mucho de fútbol pero hay algo que está detrás de todo eso y es la pasión.  Esa misma pasión con la que un chico de 10 años busca entre la arena de unos médanos la espada de madera que construyó con su padre en las vacaciones del año anterior, hasta que se da cuenta que no solo su padre ya no está sino que ni siquiera la arena esta en el mismo lugar. Y de esto,  Eduardo sabe muy bien.

Mediante pasajes te hace volver al barrio, no importa en cual hayas crecido, vas a volver a esas calles y vas a querer que las tardes en la vereda sean eternas.
Te vas a acordar de los amigos y te vas a dar cuenta que todos en algún lugar estuvimos ‘Esperándolo a Tito’.

Comparto un fragmento de su cuento ‘la promesa’

…Porque al final entiendo todo, porque ahora se me borra el dolor de tu ausencia, o mejor dicho ahora te encuentro, y me parece que todo cierra, que nos rateamos en séptimo y  que venimos en las buenas y en las malas  y que te enfermaste y que me pediste y que te prometí solamente para esto, para que yo me estire y me agarre del alambre de púas y con la mano libre abra la bolsa y hurgue en el fondo y encuentre bien guardada la cajita. Para que vociferé dale campeón, dale campeón, junto con el Gordo, con Beto, con Luisito y con los otros cinco mil enajenados; para que la abra mientras mira al cielo y al sol que se recuesta sobre la tribuna visitante, para que entienda al fin que allí te vas y te quedas para siempre, en ese grito tenaz, en ese amor inexplicable, en las camisetas que empiezan a asomar desde el túnel, y en ese vuelo último y triunfal de tus cenizas… 

Datos técnicos.

Esperándolo a Tito de Eduardo Sacheri fue editado por Alfaguara.
Tiene 213 páginas y 3 ediciones, la última es del 2015

Por: Julieta Herrera

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail