Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Cuanto Loco  se formó en La Rioja, en el 2010, y comenzaron a tocar en 2012. Fue y es una de las primeras bandas de reggae de la capital de la provincia.

Luego de pasar por todos los bares y lugares posibles para tocar, en 2013 tocaron en el festival de La Chaya y unas semanas más tarde en el escenario alternativo de Cosquín Rock. Hace unas semanas estuvieron grabando su primer material discográfico en Sonorámica y Rioja 3.0 conversó con Jorge Castro, baterista de la banda, quien nos contó lo siguiente.

Jorge “Pela” Castro y su lugar en el mundo

– Comenzaron a tocar en el 2012 y rápidamente se los identificó  con el reggae aunque después fusionaron distintos géneros musicales. ¿Cómo fue en ese inicio tocar un género que en la provincia, -al menos en la capital-, no era tan popular?

Fue muy divertido empezar con el reggae,  particularmente es un género que a nosotros nos gusta mucho. Nosotros tocamos folclore, jazz, rock hasta llegamos a tocar cuarteto como músicos sesionistas y  de repente encarar nuestro proyecto, con un género que nos gusta mucho nos llevó a aprender muchas cosas de género que nosotros no las teníamos claras.

A la gente le llamaba mucho la atención poder ver una banda que tocaba reggae en vivo acá en La Rioja y que seamos de La Rioja sobre todo, porque tenemos bandas de reggae en Chilecito, en Aimogasta , pero acá en la capital justo no había. Ahora hay una movida un poco más importante, hay tres o cuatro bandas que están tocando en este momento. Si bien ahora no tocamos tanto reggae como en ese momento, si somos considerados una banda reggae.

– En las primeras presentaciones de Cuanto Loco siempre proponían algo distinto, ya sea que alguien pintaba una bandera de la banda al costado y el público podía participar o  alguna puesta en escena en la entrada. ¿Cómo recibía la gente esas propuestas y que les generaba a ustedes como banda?

Yo creo que el público a esas cosas las recibía muy bien. Al menos recibíamos muchos comentarios post show o en las redes. Es algo que intentamos seguir haciéndolo pero por ahí cuesta porque tenés que preparar shows individuales y  en una semana por ejemplo tenés dos shows más de la banda y preparar algo se hace complicado por cuestiones de tiempo. Intentamos seguir haciendo ese tipo de propuestas pero no tan seguidas como en ese momento en donde en todos los shows la propuesta cambiaba.

– En el año 2013 estuvieron en el escenario alternativo de Cosquín Rock, por un concurso que ganan con el voto del público. ¿Qué les dejó esa experiencia?

Fue una experiencia muy buena, el hecho de compartir escenario con grandes exponentes de la música reggae de Latinoamérica nos dejó muchas enseñanzas. Tal es así que todo lo que estábamos grabando hasta ese momento no sirvió mas, lo dejamos y empezamos todo de nuevo. Por eso, por estar compartiendo todo el día con bandas que te pasan info, como la gente de Nonpa, que te pasan data que vos decís estamos muy lejos de a donde queríamos llegar, le estamos errando al camino. Eso fue inolvidable, si se quiere es una de las cosas más importante  que me pasaron en la vida (musicalmente hablando).

– Llegaron a tocar el escenario  de La Chaya por una invitación de Omar “Pica”  Juárez, ¿Cómo tomaron ese gesto, teniendo en cuenta que es un festival que tiende a ser más folclórico y/o tradicionalista?

Bueno, en ese momento yo estaba tocando con el Pica y él en un ensayo se acerca y nos dice que estaría muy bueno llevar a la banda a La Chaya. Justo nosotros (por Cuanto Loco), estábamos haciendo un cover de el que se llama Alquiche. Le comenté eso y vino a ensayar con la banda.

Esa actitud en parte me sorprendió y en parte no porque lo conozco al Pica, y sé que no es tan ortodoxo del folclore como lo son otros músicos. Como banda lo tomamos muy bien y al año siguiente nos llamaron para que formemos parte de la grilla.

– ¿Cómo llegan a Sonorámica  y porqué deciden grabar ahí?

Estuvimos buscando estudio en todo el país prácticamente, acá en La Rioja grabamos en casi todos los estudios. Estuvimos probando cosas nuevas, cosas nuestras, haciendo pre producciones y llegamos  a Sonorámica primero porque era el estudio grande en donde podíamos grabar juntos, que es lo que necesitábamos esencialmente como banda para sostener el sonido del vivo.

Porque es enorme y además esta en medio de la nada,- queda entre Mina Clavero y Cura Brochero, tenés que entrar por el Camino del Peregrino unos 3 kilómetros de tierra y por una huella subís unos 700 metros  hasta la cima y ahí en medio de la nada esta Sonorámica-.

Nosotros nos contactamos con la gente del estudio, les mandamos los audios de lo que más o menos hacemos nosotros, les gustó y bueno, fuimos. Ya terminamos el proceso de grabación, ahora estamos en el proceso de mezcla y edición. Algunas cosas se van a hacer ahí, otras en Maya y estamos negociando con la gente de Panda, en donde se grabó entre otras cosas Yendo de la cama al living, Oktubre, que son discos emblemáticos para el rock.

– ¿Ya tiene fecha de salida?

No hay una fecha concreta de salida, lo que sí está más cerca de salir es un videoclip que hicimos ahí en Sonorámica y el documental del disco. Eso es lo más próximo, por una cuestión que lleva menos trabajo en relación al tiempo.  Con el disco la idea es sacarlo antes de fin de año. Pero por  como están los precios no tenemos una fecha concreta.  Va a salir en formato físico y digital.

– ¿Qué influencias comparten entre los integrantes de la banda y cuáles de esas tomaron para la grabación del disco?

Tenemos artistas en común en nuestras discotecas que son Charly García, John Lennon, Bob Marley Los Cadillacs, Pericos y a su vez artistas que no tienen nada que ver pero que nos influyen /influencian mucho a la hora de componer  o arregladores muy buenos también.

Para el disco los que en realidad influenciaron son muchísimos. Cuando nosotros empezamos a hacer la banda, empezamos a grabar, y cuando íbamos a sacar algo paso lo del Cosquín Rock, que te mencionaba anteriormente. Entonces empezamos a hacer todo de vuelta y una de esas influencias fue Nonpa, más reciente Los Pericos o Cadillas, sacamos recursos de artistas que escuchamos como Jamiroquai. Al no ser puros del reggae nos permitimos esas licencias de tener sonidos que pos ahí son de otros géneros o que determinados artistas nos marquen a la hora de componer o arreglar un tema.

– ¿Consideran que tiene una influencia folclórica en lo que hacen y que se ve reflejado?

Si, es imposible vivir acá en La Rioja y no tener influencia del folclore, de la música. Porque desde la época pre colonial la provincia tiene una importante presencia en lo cultural y sobretodo en la parte musical.  Además todos los músicos de la banda fueron sesionistas y tocaron folclore así que si o si hay unas influencia del folclore. La importancia de las formas, la rítmica algunos recursos melódicos, es imposible por ahí no estar relacionado con este género.

– Son una de las bandas que ha tocado en la mayoría de los lugares no solo de capital sino también del interior, de acuerdo a esa experiencia. ¿Cómo ves la escena musical local?

Con respecto al reggae veo que La Rioja está creciendo, se volvió más comercial y popular, lo cual permite que haya más trabajo y que se pueda llevar adelante un proyecto. Que existan otras variantes para que la gente las pueda consumir es muy bueno para la música en general  y salir un poco del folclore o del cuarteto, ver que hay otras alternativas. Lo mismo para la gente que ya escucha reggae que tengan más bandas y que la movida esté en continuo crecimiento.

– ¿Y los lugares para tocar?

Pocos, lamentablemente hay pocos. Hay que buscarlos, hay que abrirse camino. Ahora está el bowling por ahí se hace algún Big o Clemente. Pero hay poco lugares, creo que la movida va a crecer aun mas si nos juntamos y hacemos ruido todos juntos que también es algo difícil.

– ¿Pensás que puede darse una movida que sea federal y que no todo ocurra en dos o tres provincias?

Sí, hay una movida muy importante que se da entre San Juan,  Mendoza, Catamarca, Córdoba  y provincias del norte. Nosotros empezamos a meternos en esa movida, la idea de ayudarse y conseguir tocadas es una necesidad que está muy latente y entre las bandas se da. Ahora hay una hermandad más grande que antes no sucedia,  por ejemplo que una banda de Córdoba venga a La Rioja y nosotros le conseguimos la actuación, el lugar a donde parar, le hacemos prensa y  le damos para cubrir los gastos y lo mismo se hace allá con nosotros.

Eso mantiene una constante evolución y nos acerca con otros músicos.

– Ustedes han sabido moverse en distintos ambientes musicales. ¿Cómo ven esa mirada ortodoxa de algunos músicos y del público incluso que se cierra en la estructura de géneros?

A nosotros por ahí nos pasó cuando fue lo del Cosquín Rock, mucha gente salió a decir que nosotros no tocábamos rock, no se explicaban porque íbamos nosotros o porque habíamos ganados nosotros el concurso.

Todos los criterios y todas las opiniones son válidos, cada uno entiende lo que entiende de acuerdo a las experiencias que tuvo y de acuerdo a la formación que tuvo. Es muy difícil que todavía exista algo netamente puro u ortodoxo en cuanto a los géneros, pero también considero es importante que exista gente que aún hoy lo haga para que las generaciones futuras lo puedan escuchar.

Producción y redacción: Julieta Herrera y Ángeles Mendoza Herrera.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail